Capacitando a los discípulos para profundizar su vida de oración.

La misión del Centro de Oración Viviente de The Upper Room es ayudar a las personas, a los grupos pequeños y a las congregaciones locales a crecer en su entendimiento y experiencia sobre la oración. Por más de 40 años hemos tenido un sólo propósito: ayudar a los discípulos de Cristo a experimentar el poder transformador y viviente de la oración. La oración intercesora no es algo que simplemente ocurre. Por eso es que hemos creado una forma para que miles de personas que necesitan oración se conecten con voluntarios para orar que estan llamados y adiestrados para suplir a sus necesidades.

CONECTAMOS A LAS PERSONAS QUE NOS CONTACTAN A UNA RED PODEROSA DE ORACION

Nuestro ministerio está dedicado a cumplir la  misión de Gálatas 6:2:

Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.

Los fondos para operar nuestro ministerio son provistos por The Upper Room, Los Hombres Metodistas Unidos y  donaciones individuales.

Los grupos de oración intercesora a través de todo el país son una parte vital del ministerio de oración. Los grupos de pacto de oración de The Upper Room, comisionados después de un breve período de estudio, reciben peticiones de oración semalmente de parte deThe Upper Room a través de correo electronico. Actualmente existen alrededor de 450 grupos de pacto de oración. 

Cómo funciona el Centro

Cada día, cientos de personas solicitan oración contactando nuestro ministerio. Esto es más de lo que nuestro equipo de trabajo puede manejar, así que dependemos de la ayuda de alrededor de 450 voluntarios de oración a través del mundo. Al comprometerse a orar por las peticiones recibidas, usted esta haciendo una gran diferencia. contáctenos.

Según se conecta con las personas que piden oracion. Esta información es compartida después con uno de nuestros grupos de pacto de oración que continúa orando por las personas por un periodo extendido.

Para ser un voluntario , todo lo que necesita es una experiencia vital cristiana para compartir con las personas que llaman y un deseo de crecer en su propia vida de oración.